Por estas razones no hay que manejar con chanclas o sandalias
14/08/2017 Investigación

Por estas razones no hay que manejar con chanclas o sandalias

Este tipo de calzado veraniego -además de aintisexy- resulta ser peligroso al conducir.

Es común que en el verano o en lugares donde hace demasiado calor la gente use chanclas, sandalias o los llamados crocs por lo cómodos y frescos que resultan. Sin embargo, al momento de conducir, este tipo de calzado, pueden provocar accidentes, tras su deslizamiento en los pedales, la pérdida de habilidades motoras finas en el pie o bien que se enreden con los tapetes.

Así que en caso de utilizar chanclas u otro tipo de calzado similar, lo mejor es hacerlos a un lado para conducir completamente descalzo. Cabe mencionar que en países como Francia o España, conducir con sandalias es motivo de ser sancionado con una multa por parte de la policía.

Independientemente si existe o no una infracción por conducir con calzado inseguro para el manejo, su integridad está primero que cualquier multa por lo tanto lo ideal es manejar con los zapatos adecuados.

De acuerdo con investigaciones, las chanclas pueden retardar el tiempo al momento de frenar en 0.13 segundos, asimismo, la duración que toma mover el pie entre el freno y el acelerador es de 0.04 segundos, esto es dos veces más lento que con zapatos normales.

A continuación presentamos otros motivos por los que es peligroso y no se debería conducir con sandalias:

  • No tienen apoyo adecuado para el tobillo, por lo que el pie puede deslizarse del pedal o pierda el apoyo por completo.
  • Se desprenden con demasiada facilidad, lo que provoca que se atoren con el pedal.
  • Los pedales atrapados entre la planta del pie y la sandalia provocan una reducción del control del vehículo.
  • Dificultan aplicar el frenado por completo, o bien el embrague o acelerador.
  • Distraen al conductor que intenta localizar las sandalias y ponerlas de nuevo en su pie.

 

¿Qué opinas? Cuéntanos