Audi RS5 es un auténtico devorador de curvas
08/01/2018 Reportes de Manejo

Audi RS5 es un auténtico devorador de curvas

La sistema de tracción quattro le confiere un gran equilibrio entre confort y desempeño.

Luego de la llegada de la segunda generación del A5 era inevitable que Audi estrenara sus versión más extrema. Inicialmente Audi solo producía una variante RS de un solo modelo de toda su gama, pero actualmente dentro del catálogo conviven los RS3 y TT RS junto con el RS5 que aquí nos ocupa.

Menos es más

Además de utilizar una nueva plataforma, el RS5 cambia de motor, pasando del anterior V8 de 4.2 Litros a un V6 de 2.9 litros proveniente del Porsche Panamera. Eso sí, se agregaron dos turbos para conseguir la misma potencia, 444 hp y 443 libras-pie de par, mucho más torque que su antecesor.

Pasa del anterior V8 de 4.2 Litros a un V6 de 2.9 litros

El poder se descarga a las cuatro ruedas mediante el conocido sistema de tracción integral quattro, con un reparto 40/60 entre el eje de delantero y trasero. La transmisión es una automática convencional (nada de doble embrague) de 8 relaciones.

En cifras, el nuevo Audi RS5 invierte solo 3.9 segundos de tu tiempo en alcanzar los primeros 100 km/h y sigue corriendo hasta que logra los 250 kilómetros por hora (limitados electrónicamente), aunque puede llevar el velocímetro a 280 km/h si se remueve dicha restricción.

Pero una cosa es saber cuánto y otra es probar de primera mano cómo se desempeña, por ello, el escenario elegido fue el Autódromo de Pachuca con su recta de 800 metros y una serie de curvas de distintas velocidades que proponen un interesante desafío técnico.

Seguro y efectivo

Como suele suceder con varios productos del Grupo VAG con tracción a las cuatro ruedas, en pista el Audi RS5 es más efectivo que entretenido. A la hora de frenar es altamente efectivo, luego se siente algo pesado al momento de entrar a las curvas, para después salir muy rápido y seguro trasladando muy bien la potencia al suelo.

En pista el RS5 es más efectivo que entretenido

Si lo comparamos contra sus competidores más cercanos (que manejamos durante la misma jornada), se siente menos nervioso que el Alfa Giulia Quadrifoglio, menos opulento que el Mercedes-AMG C63S, y menos ágil que el BMW M4, pero es el que más seguridad brinda al volante y con el que seguramente vas a marcar más fácilmente tu mejor tiempo de vuelta.

Velocidad crucero

Lo que el nuevo Audi RS5 hace muy bien, además de acelerar, es viajar. Es muy confortable para la velocidad óptima en carreteras y autopistas, ya que literalmente te permite “enderezar y entrelazar” curvas para que llegues de un lado al otro rápido, pero sobre todo seguro.

Te permite “enderezar” curvas

Hablando del confor al interior, hay que destacar la cabina de este bólido, que sigue los nuevos patrones de diseño de la marca fusionando tecnología, confort y una calidad intachable con elementos deportivos como insertos en fibra de carbono. Rematan unos asientos delanteros que integran las cabeceras, combinando un estilo futurista con gran agarre lateral sin que resulten incómodos.

Conclusiones

El nuevo Audi RS5 se postula como un grandioso Gran Turismo

Antes que un deportivo radical, el nuevo Audi RS5 se postula como un deportivo rápido y confortable, principios dignos de un Gran Turismo de altura. Si bien no es el más entretenido en pista, es efectivo y seguro, permitiéndote extraer gran parte de su potencial con poco esfuerzo. Así, este coupé reúne todos los ingredientes para transformarse en un auténtico devorador de kilómetros.

Lucha de arrancones

¿Qué opinas? Cuéntanos